TODOS TENEMOS EL

Todos los niños tienen el derecho a recibir una educación. La educación primaria debe ser gratuita y todos los niños deben tener acceso a diferentes formas de educación secundaria. La disciplina en las escuelas debe respetar la dignidad de los niños y sus derechos. Los países más ricos deben ayudar a los países más pobres a conseguir esto.

Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño – Artículo 28

El reto : la integración

La migración por causas relacionadas con los conflictos, los desplazamientos económicos y el cambio climático ha interrumpido la educación de un número significativo de niños en edad escolar que residen actualmente en los Estados miembros de la UE. Estos niños han quedado fuera del entorno escolar durante varios años o incluso nunca han recibido una educación.

La integración de los niños y jóvenes migrantes en el sistema educativo es esencial, sin embargo, los sistemas educativos se basan en la escolarización previa y requieren conectividad con la educación previa de los niños.

La evaluación del conocimiento previo de los niños migrantes/ refugiados ha demostrado ser un gran reto para la mayoría de los países de acogida de la UE, ya que normalmente estos niños no tienen documentación sobre sus calificaciones escolares y estudios anteriores y en muchas ocasiones no existen herramientas disponibles para evaluar su nivel y conocimientos previos. Además, el trauma psicológico, la difícil situación familiar y el desconocimiento de las lenguas del país de acogida hacen casi imposible que estos niños sean incluidos satisfactoriamente en sus respectivos sistemas educativos oficiales.

Cerrar menú